Paseo nocturno por Shinjuku

  • Tokyo
  • Alemán, Inglés, Español, Francés, Italiano
  • 3 hour

Omoide Yokocho, Kabukicho, Golden Gai, otros tantos nombres que evocan los misterios de la noche de Tokio. Explora Shinjuku por la noche con un guía de habla hispana que te irá desvelando los secretos de este barrio que nunca duerme.

Visita guiada insólita para explorar las profundidades de Shinjuku

Shinjuku es uno de los barrios más importantes de Tokio. Es un lugar que exhibo toda su esencia una vez cae la noche. Kabukicho, Golden Gai, la avenida Yasukuni, tantos lugares de reputación un poco dudosa, tan inusuales, se entienden mejor bajo la luz de los fluorescentes multicolores. Durante unas horas, tu guía te va a guiar por los callejones de Shinjuku, en una visita de cambio total de escenario. El guía Christophe, gran especialista de Tokio, inspirándose en Shinjuku, toma la pluma y nos describe: Entre el futuro y los bajos fondos, entre el Tokio de la electrónica y el Tokio ecléctico, cuando cae el día, se encienden las luces de neón que incendian la noche y babean con indecencia. Se levanta el telón de un Tokio desconocido repleto de leyendas urbanas, mostradores con personajes abollados y artistas en busca de inspiración. En las callejuelas de la vida en Tokio, se encienden nuevas sendas.

En Omoide Yokocho, uno se bebe todo el cansancio de la jornada.

Llegar a la estación de Shinjuku ya es un primer paso por el laberinto de esta increíble estación que tiene 200 salidas, dicen aquellos que todavía no consiguieron salir. Que no cunda el pánico, tu guía será tu hilo de Ariadna. Lo mejor es empezar por ver el barrio desde lo alto, para admirar la perspectiva y la arquitectura enmarañada de los edificios. Shinjuku es una mezcla turbia de posguerra, nuevas construcciones, bajos fondos y tweets tecnológicos. Reconoceremos esta visión de la ciudad en películas retro y de ciencia ficción. Por ejemplo, Omoide Yokocho será nuestro primer contacto con los pequeños puestos de comida, de ramen, yakitoris, y bares apilados en dos pequeños pisos, encerrados entre dos edificios. Erzats de posguerra, donde los asiduos cambian por algunas monedas de céntimos sus historias, cansados, o sus aventuras secretas bajo cables bamboleantes y luces de neón babosas. Aquí está Blade Runner.

Kabukicho, el barrio rojo de Tokio

Luego se pasa por el tumulto de trenes, que tampoco se detienen nunca. Y la amplia avenida del barrio nos abre sus brazos y nos quema la vista con sus luces demasiado brillantes para ser honradas. La ciudad canta y se desgañita, como un recién nacido. Su efecto es instantáneo, sí es verdad que estamos en Tokio. La realidad supera de lejos los fantasmas de la ficción que podemos haber imaginado en el cine y en la literatura de género. Las sirenas de los fluorescentes nos transportan soñando despiertos, un poco alucinados. ¿Por qué no seguir y subirnos a la cabeza del mítico Godzilla para ver el hormiguero que se agita ahí abajo? En el bar favorito de Haruki Murakami respiran el saxo, y algunas tiendas que venden discos de vinilo todavía permanecen abiertas. Volvemos a bajar, pero nunca tocaremos tierra verdaderamente. Caminamos por las calle del barrio: la multitud se desplaza como si fuera una serpiente. Los restaurantes y los lugares de ocio para adultos toman la palabra, y nos muestran todos sus encantos para apresarnos, posibles clientes. Pero estamos sólo de paso.

Golden Gai, inspiración de artistas

De entre los árboles emergen las callejuelas de Golden Gai, y sus cientos de bares que a veces tienen un mostrador para 5 personas como máximo, aromas de humo y alcohol, huellas de la histórica posguerra, un pulmón arrugado por las vidas que van pasando pero nunca dejan de latir. A veces, solo los asiduos, quienes poseen las contraseñas acertadas exhiben las cicatrices para poder entrar, pero en muchas puertas abiertas te agradecen que te dejes succionar por su antro. Sal de Golden Gai, si puedes, para llegar al santuario de Hanazono. Redímete en él, o conversa con los espíritus. Este santuario es hogar de almas perdidas. Pide perdón por desear que la noche nunca termine. No te preocupes, nadie se pierde en Shinjuku, porque una vez que estás ahí, nadie piensa en volver.

No incluido en la prestación:

- Posibles tentempiés o bebidas durante la visita.

Encuentro:

el Uniqlo en la salida oeste de la estación de Shinjuku

Ubicación


Paseo nocturno por Shinjuku

A partir de
54 € por grupo de 1 a 4 personas

Nuestras actividades

  • Duración : 18 minute
  • Lugar : Tokyo
  • Duración : 1 hour
  • Lugar : Tokyo
  • Duración : 2 day
  • Lugar : Tokyo
  • Duración : 40 minute
  • Lugar : Tokyo
  • Duración : 8 hour
  • Lugar : Tokyo
  • Duración : 16 hour
  • Lugar : Tokyo
Todas las actividades (33)